Prismalize - aprender de los opuestos Trump Putin

El ateo que hablaba con cristianos: aprender de los opuestos sin miedo

Me encanta la gente.

La gente con la que tengo cosas en común…
y la gente con la que no.

Menos los que nacen sabidos.

No sé si llamar a esto post, pataleta o reflexión.

Lo dejo en vuestras manos.

He decidido publicarlo en Prismalize porque, a fin de cuentas, este proyecto trata de unir personas distintas entre sí, con carácter, experiencias y habilidades distintas, para crear algo único.

Así que me veo en el deber de derribar algún muro y muchos prejuicios para conseguir que las personas, tan maravillosamente distintas pero tan dispuestas al encontronazo, se entiendan y consigan dar forma a proyectos.

O, por lo menos, escucharse, que es un principio.

¿QUÉ HACES HABLANDO
CON ESE IDIOTA?

Sinceramente, estoy bastante agotado de esa mayoría, de medios y de personas, obsesionada con etiquetarnos a todos y sacar juicios absolutos a partir de una sola característica.

Desde siempre nos ha gustado etiquetar para sentirnos más cómodos asumiendo una postura más o menos fija, un púlpito desde el que podamos decir que todo lo demás es peor que lo que hemos elegido.

  • Es taurino / es antitaurino –> Es un cromañón / es un desharrapado
  • Es facha / rojazo –> Un héroe / un supervillano / otra vez héroe
  • Es carnívoro / vegano –> Es consecuente / no tiene ni puta idea
  • Es religioso / ateo –> Vive engañado / no tiene corazón
  • Es viajero  / sedentario –> No tiene raíces / no tiene vida
  • Es tímido / descarado –> No llegará muy lejos así
  • Estudia / trabaja –> Se morirá de hambre / será gañán
  • Usa las manos / usa la cabeza –> Es un ignorante / es un señorito engreído

Y así suma y sigue para cualquier aspecto de nuestra vida que podamos categorizar. O sea, prácticamente todo.

No lo pregunto, lo afirmo: es mucho más enriquecedor ver a la persona como una combinación única de todos esos ingredientes. Y apreciar las cualidades positivas en lugar de generalizar en función de una maldita cosa.

  • Porque un taurino puede tener sensibilidad y sentido común, y un antitaurino exactamente igual.
  • Porque un facha puede tener valores loables, y un rojazo exactamente igual.
  • Porque un carnívoro debe poder permitirse ser incoherente, y un vegano
    también. 
  • Porque un religioso puede traspirar valores de los que puede aprender un ateo. Y viceversa.
  • Porque un viajero puede aprender a apreciar el valor de las costumbres de un sedentario, y este conocer sensaciones nuevas de mano del primero.
  • Y suma, y sigue.

PREJUICIOS, CONVICCIONES, ¡MIEDOS!

¿Que cada uno tiene aspectos reprobables? ¡Desde luego!

Pero si nos limitamos a juzgar el libro por la tapa, ¿cómo pretendemos que no nos juzguen a nosotros de la misma manera?

¿Y cómo podremos crecer viendo el mundo desde otros puntos de vista?

¿Por qué nos negamos a escuchar lo que no rima con nuestras convicciones? ¿Tan débiles son que nos da miedo que las pongan en duda con una postura distinta?


No es necesario que apreciemos los valores de esa persona que son opuestos a los nuestros. No se trata de blanco o negro.

Simplemente tenemos que evitar que cubran todo lo demás y nos impidan ver cosas de las que, tal vez, podamos aprender algo.

Pensad en el maestro severo pero eficaz. No es necesario que nos caiga bien, pero si conseguimos centrarnos en lo que puede ofrecernos (conocimientos) dejando de lado su carácter, aunque lo detestemos, ¿no salimos ganando? Al final de la jornada, ¿quién gana, el que ha conseguido escucharle y aprender, a pesar de su carácter, o el que se ha cerrado en banda porque no puede soportarlo?

TODOS SOMOS INCOHERENTES.
TODOS

No podemos buscar la coherencia total de una persona en función de un patrón que existe solo en nuestra cabeza, y pretender que responda al mismo en todo momento.

¿Para qué, para ganar la aprobación que alguien que mira por encima del hombro y observa con lupa, como hacemos cada vez que generalizamos?

Porque, si todos actuamos así y rechazamos al que no es como nosotros, nos quedamos solos.

Y bien merecido lo tendremos.

Nota mental: aprende a escuchar, aunque de primeras no te guste lo que vayan a decir. Siempre se saca algo en limpio.

¿Tenéis alguna experiencia de este tipo? ¿Os ha enriquecido alguien diametralmente opuesto a vosotros?

¡Comparte y deja un comentario!

Imágenes cortesía de Pixabay, Happy Lawyers Blog y falacias.escepticos.es

———————————-

PRISMALIZE pretende compartir una serie de vivencias, reflexiones y consejos encaminados a explotar mejor nuestro potencial, vivir de acuerdo con nuestros propios ideales y sueños y, en definitiva, crear versiones mejoradas de nosotros mismos, más coherentes y satisfechas.

Para que esto sea posible y consigamos aprovechar nuestros recursos, los temas aquí expuestos representan tan solo el punto de partida para que los lectores hablen, instruyan, sugieran, compartan y, en última instancia, conecten para dar continuidad a sus pasiones.

Este proyecto se quedaría en nada sin personas que den forma concreta a las ideas que exponemos: por ello, te invito a comentar, compartir, indicar aciertos y fallos, sugerir temas… Con ello estarás ayudando a crear una comunidad muy especial, una auténtica colmena digital por y para personas como tú.

Crear un blog Prismalize
Minientrada

Crear un blog nos mejora por dentro y por fuera

Turbopost.
Tiempo de lectura: 2 minutos (si llega).
Arrancar un blog requiere mucho trabajo, pero da grandes satisfacciones.
 
A cualquier nivel, y sean cuales sean tus expectativas, hay ventajas para dar y tomar.
Los amigos de Más y Mejor, por ejemplo, han conseguido colocar su blog en el mapa a la grande en poco más de un año. De entre los aspectos positivos que indican en este artículo, de lectura muy recomendada, subrayo y amplío uno que resulta útil a TODO el mundo, sea cual sea el propósito del blog.
 
Dominar el mundo, vender servicios o explayarse sin más.
 
Hagas lo que hagas, el blog te ayuda a (7) CONOCERTE MEJOR.
 
En Prismalize sugerimos a menudo poner todo por escrito, y con un blog conseguimos modelar nuestras ideas y caminar con ellas para conocer mejor cuáles son nuestras prioridades, nuestras metas y lo que queremos hacer con nuestro tiempo, nuestra experiencia y nuestras opiniones.
 
blog-684748_1280
En resumen, el blog puede convertirse en una herramienta fantástica para aclararnos muchos interrogantes, sea cual sea el tema que elijamos.

Escribir nos obligará a reflexionar, a afinar la forma en que tratamos los temas y a pensar MEJOR, de forma más eficaz. Aumentará nuestra empatía, porque a fin de cuentas, escribiremos en mayor o menor medida para los demás (por mucho que algunos escritores se empeñen en decir que lo hacen solo para ellos), y así aprenderemos mejor a entender qué mecanismos funcionan mejor a la hora de conectar con los demás.

 
Ah, y además hablaremos siempre de temas que nos interesan.
 
¿Habéis iniciado alguna vez un blog?
Si no es así, ¿de qué hablaríais? ¿Para qué lo crearíais?
Como siempre, vuestros aportes son bienvenidos.
—————————————

PRISMALIZE pretende compartir una serie de vivencias, reflexiones y consejos encaminados a explotar mejor nuestro potencial, vivir de acuerdo con nuestros propios ideales y sueños y, en definitiva, crear versiones mejoradas de nosotros mismos, más coherentes y satisfechas.

Para que esto sea posible y consigamos aprovechar nuestros recursos, los temas aquí expuestos representan tan solo el punto de partida para que los lectores hablen, instruyan, sugieran, compartan y, en última instancia, conecten para dar continuidad a sus pasiones.

Este proyecto se quedaría en nada sin personas que den forma concreta a las ideas que exponemos: por ello, te invito a comentar, compartir, indicar aciertos y fallos, sugerir temas… Con ello estarás ayudando a crear una comunidad muy especial, una auténtica colmena digital por y para personas como tú.

Productividad Prismalize Trabajo

10 modi per diventare più produttivi al lavoro… senza lavorare

Para leer la versión en español, haz click aquí.

Produttività, produttività, produttività.

La parola che va di moda sulla bocca di tutti.

Vecchie e nuove tecniche per dare il meglio nelle nostre attività. A molti di noi, però, risulta difficile applicarle direttamente; anzi, possiamo anche stressarci perché abbiamo tutti gli strumenti a disposizione e sappiamo che dovremo essere super – efficienti, ultra – veloci e supercalifragilistici.

E se provassimo a fare meglio il nostro lavoro in modo indiretto?

Ci sono tecniche che usiamo quando NON lavoriamo
che ci aiutano, di rimando, a lavorare meglio?

Ma certo. Qui vi propongo quelle che mi funzionano meglio.

1. NON PROVARE A CONTROLLARE OGNI MINUTO


Misura come impieghi il tuo tempo e fanne buon uso. Ci mancherebbe. Utilizza degli strumenti che ti aiutino a migliorare la produttività.

Tieni a mente, però, che la vita, quella che si mette in mezzo mentre stai facendo cose importantissime, non sa cosa siano gli orari. Essa appare in ogni momento sotto forma di foratura alla ruota della bici, pannolini con sorpresa dentro, bricolage fatto coi piedi o visita inaspettata.

Non ti scoraggiare, lascia spazi vuoti nell’agenda (quelli che gli esperti chiamano buffer) di modo che queste cose non sconvolgano i tuoi programmi.

2. ESCI CON GLI AMICI


Sì, lo so, sei molto impegnato, ma credimi, quando si è stufi o si ha un blocco mentale con un progetto o un’attività, uscire e vedersi con qualcuno può fare miracoli.

Almeno, sarà stato utile per staccare. Una pausa per il cervello è necessaria quanto mangiare o dormire.

Inoltre, se parli con gli altri del tuo problema, è facile che qualcuno ti dia un nuovo punto di vista per affrontarlo, sia con una soluzione a cui non avevi pensato o, semplicemente, facendoti vedere le cose con più chiarezza.

Ci guadagni comunque, non credi?

3. SCEGLI UNO SPORT E DATTI DA FARE


Non importa la tua forma fisica di partenza. Se pratichi un qualsiasi sport, inizi a sentirti meglio immediatamente.

Beh, dopo i crampi e gli indolenzimenti.

Pur risparmiandoti la spiegazione scientifica, è facile rendersi conto come, dopo un allenamento, ci sentiamo con più energia per realizzare altre attività, sia fisiche che intellettuali.

Parola di neorunner di lunga distanza che è stato per 15 anni senza muovere un dito.

Pensi meglio, coordini meglio, fai di più.

4. FAI SESSO


…parlando di sport. È così. Da sempre.

Qualunque siano i tuoi gusti, una bella bottarella:

  • ti rallegra la giornata e fa sì che i problemi sembrino meno importanti
  • vitalità per affrontare la giornata
  • e sì, rilascia ormoni che migliorano l’attività cerebrale e ti permettono di lavorare con maggiore dedizione.

Quindi il consiglio è semplice. Più sesso = maggiore produttività.

Olé, olé e olé.

5ATTENTO A COSA MANGI
MA NON OSSESSIONARTI


Siamo tutti d’accordo sul fatto che una dieta sana ci dà più energia fisica e mentale su tutti i fronti di battaglia.

Tuttavia, se applichiamo questo principio troppo rigidamente,
comincia a intromettersi in altri aspetti della nostra vita: ci pensiamo continuamente e ci impedisce di goderci i momenti di relax e buona compagnia come si deve, perché siamo troppo occupati a controllare cosa entra nel nostro stomaco.

E, come tutte le ossessioni, è mentalmente estenuante, poiché ci toglie la capacità di concentrazione. Se invece ci lasciamo andare ogni tanto faremo un favore sia al nostro corpo che alla nostra mente.

Permetteremo così che i nostri amici conoscano la meravigliosa sensazione di andare in un ristorante senza che nessuno rompa le scatole sul menu.

6. RIPOSA (figghiu)


Ho appena scoperto l’acqua calda, lo so.

Eppure, è incredibile come la gente sia convinta che i non-stop di lavoro senza staccarsi un attimo dal computer, dalla scrivania o dalla zappa, costituiscano il massimo della produttività.

Le pause, corte e frequenti, fanno sì che:

  • non ci si annoi in ciò che dobbiamo fare,
  • ci si chiariscano le idee,
  • si riprenda a lavorare con più voglia.

Ci sono innumerevoli tecniche per inframezzare con pause produttive, ma personalmente la tecnica del Pomodoro mi pare una delle più semplici ed efficaci.

7. TOGLI LEGNA DAL FUOCO


Spesso ci sovraccarichiamo di compiti e ce li portiamo dietro senza fermarci a pensare se sono importanti o meno.

Li eseguiamo appena ci si presentano e, a fine giornata, ci hanno rubato un bel po’ di respiri. Poi, quando ci rendiamo conto che erano sciocchezze, ci rimaniamo anche male, sì.

Alcuni applicano la legge dei due minuti per liberarsi di queste cose. Io preferisco eliminare i compiti che non mi offrono nulla e utilizzare quei due minuti; oppure, nella migliore delle ipotesi, lasciare i fili di paglia in un angolo fino ad averne raccolti un po’ e fare tutto in una volta. Guadagnerai un bel po’ di respiri in più al giorno.

8. DELEGA (SENZA FARE LO SCARICABARILE)


Se c’è della “paglia” di cui possiamo fare a meno, ce n’è altra che dobbiamo fare, ma non necessariamente noi stessi.

Mi stupisce la quantità di cose che faccio meccanicamente semplicemente perché “le ho sempre fatte io” e che mi tolgono un sacco di tempo.

E mi sorprende ancora di più scoprire che ci sono altre persone che non solo possono, ma vogliono fare molte di queste cose. Perché le sanno fare meglio, e ti lasciano spazio per occuparti delle cose importanti.

Per chi non la conosce, la BANCA DEL TEMPO (io appartengo a quella di Bologna, detta MOMO) è una vera e propria miniera di risorse. In un’ora io riesco a stirare una camicia sola, mentre la signora Luciana riesce a stirarmi l’intero armadio e mi permette di dedicare quell’ora lì per fare qualcosa, per lei o per qualcun altro, in cui so di mettere a frutto il mio tempo.

9. LEGGI


Senza ulteriori spiegazioni.

Quanto più si legge, meglio funziona il cervello. Punto.

10. PARLA A LETTO


Non si tratta di scocciare il tuo partner mentre cerca di addormentarsi.

Si tratta semplicemente di dedicare cinque minutini, a luci spente, a organizzare a grandi linee che cosa faremo il giorno successivo. Sembra poco, ma aiuta molto, quando ti svegli, a prendere il via e iniziare a fare le cose senza tanti preamboli né preparazione.

Ci sono molti altri trucchi del genere, ma a me questi funzionano in modo fantastico. Provatene qualcuno e ditemi com’è andata!

Ne conoscete qualcuno che volete condividere con noi?

Immagini per gentile concessione di Pixabay, Bernal, Casseruola Club e Soft9000

Traduzione di Simona Bracaloni

———————————-

PRISMALIZE Ha lo scopo di condividere una serie di esperienze, idee e consigli volti a sfruttare meglio il nostro potenziale, vivere secondo i nostri ideali e sogni e, in ultima analisi, creare versioni migliorate di noi stessi, più coerenti e soddisfacenti.

Per renderlo possibile e far sì che riusciamo a sfruttare al massimo le nostre risorse, i temi qui esposti rappresentano solo un punto di partenza per i lettori per parlare, istruire, suggerire, condividere e, in ultima analisi, collegarsi per dare continuità alle proprie passioni.

Questo progetto sarebbe venuto a nulla senza le persone a dare forma concreta alle idee che vi presentiamo: di conseguenza, vi invito a commentare, condividere, indico successi e insuccessi, suggerire argomenti … Questo sarà contribuendo a creare una comunità molto speciale, un vero e proprio alveare digitale e per persone come te.


passion-fruit-daiquiri-906099_1280

Pasión sin presión: crece a tu ritmo y aprende cómo y dónde hacerlo.

Tú, jovenzuelo. Tú, muchacha.
O tú, madurito interesante con ganas de regenerarte.
Elige una carrera.
Elige un trabajo.
¿Así, en frío? Las opciones son infinitas.

Cada persona ve el asunto de una manera distinta en función de su experiencia.
De lo que su familia y sus compañeros han hecho en el pasado.
Y de las expectativas que estos, y uno mismo, se crean para el futuro.

Hay, sin embargo, una cosa en la que la mayoría de las personas, hayamos estudiado o no, estamos de acuerdo: a (casi) nadie nos gusta que nos digan lo que tenemos que hacer.
watch_and_obey_by_esrever_ni_tra-d5qszln

MY WAY

Queremos elegir nuestro propio camino, y eso implica casi siempre tomar elecciones muy serias como los estudios que queremos cursar, o apostar por un trabajo para asomarnos al mundo laboral. Seguir nuestra pasión, vamos.

Por desgracia, los padres, amigos y gente que, en realidad, solo quiere lo mejor para nosotros, creen tener una capacidad de clarividencia que les permite saber mejor que nosotros mismos qué es lo que nos conviene.

 Y, así, insisten en que necesitamos hacer esto o aquello, sobre todo a la hora de elegir unos estudios o un tipo de trabajo para el que, tal vez, tengamos talento natural (“es que se te da tan bien…), pero que no nos interesa lo más mínimo. Y, después, si hacemos caso, nos encontramos haciendo cada día algo que no nos gusta, y a la larga asociamos el hábito de estudiar con esa experiencia negativa y no con el placer de abrir nuestras mentes y dejarnos contaminar por nuevas ideas y perspectivas.

Estudiar no quiere decir necesariamente hacer una carrera universitaria, un máster, una formación profesional completa.

 
lanterns-443717_640
También quiere decir aplicarnos CADA DÍA en buscar información sobre algo que nos interesa y apasiona.
Dibujo, mecánica, idiomas, lavadoras. nefrología… Lo que te guste a ti.
 

Intentar incorporarlo a nuestras habilidades, para ser más competentes en un campo y poder acceder a técnicas, conceptos y operaciones más complejas, pero mucho más interesantes, de lo que somos capaces de comprender hoy.

ESTUDIAR PARA CRECER: YO MISMO 2.0

Me gusta pensar en este proceso como algo que nos lleva a convertirnos en versiones mejoradas de nosotros mismos. Y no hacerlo solo por matar el tiempo, sino porque tenemos grandes planes. Son nuestros, leñe, y planificar es gratis, así que tienen que ser grandes.
 
Ya se trate de aprender un idioma, una técnica manual, una nueva tecnología… ¿Por qué lo hacemos?
 
Si tienes una respuesta, intenta afinarla y verte a ti mismo dentro de unos años aplicando esa técnica, ese idioma, esa herramienta.
 

Si no tienes respuesta, déjalo. Estás perdiendo el tiempo. Úsalo en hacer algo que te divierta y te llene, y que te dé un propósito para seguir haciéndolo cada vez más y mejor, no que te haga simplemente quemar horas.

 ¿No sabes por dónde empezar? No hay problema.

Casi, casi, siento compasión por la gente que tiene todo clarísimo desde el principio, porque están condenados a perderse esa maravillosa fase de descubrimiento, que no debería apagarse del todo nunca.

Si eres de los que siguen explorando constantemente, pero necesitas centrar tus esfuerzos para sacar partido a tu tiempo, aquí tienes un par de sitios fabulosos en los que puedes explorar con libertad entre miles de cursos:

 

¿No tienes tiempo? No hay problema. Algunas plataformas te ofrecen cursos en los que, al principio, puedes dedicar tan solo 5 minutos al día. Luego ya veremos. De momento está en inglés:

Y si quieres en español, con material para dar y tomar, gratuito y de pago:

 

Dedícate un rato a la semana, por muy atareado que estés, para crecer, en la dirección que te plaza, por supuesto. Pero tómate en serio, sea cual sea tu meta. A todos nos gusta alcanzar objetivos, así que echa un vistazo al material de arriba para empezar.

Si con ello consigues despertar tu hambre de aprender, y necesitas más material, ponte en contacto con gente con tus mismos intereses para llevarlo un paso más allá. No te cortes, estés en el nivel que estés. Y, si lo deseas, estaremos encantados de saber en qué quieres emplear tu tiempo, ya sea dejando un comentario en este mismo artículo o escribiéndonos unas líneas.

¿En qué dirección quieres crecer?

Imágenes por cortesía de Pixabay y Esreder.

———————————-

PRISMALIZE pretende compartir una serie de vivencias, reflexiones y consejos encaminados a explotar mejor nuestro potencial, vivir de acuerdo con nuestros propios ideales y sueños y, en definitiva, crear versiones mejoradas de nosotros mismos, más coherentes y satisfechas.

Para que esto sea posible y consigamos aprovechar nuestros recursos, los temas aquí expuestos representan tan solo el punto de partida para que los lectores hablen, instruyan, sugieran, compartan y, en última instancia, conecten para dar continuidad a sus pasiones.

Este proyecto se quedaría en nada sin personas que den forma concreta a las ideas que exponemos: por ello, te invito a comentar, compartir, indicar aciertos y fallos, sugerir temas… Con ello estarás ayudando a crear una comunidad muy especial, una auténtica colmena digital por y para personas como tú.

Minientrada

El estrés tiene un precio alto. Respirar es gratis.

Prismalize - Breathe

Prismalize – Breathe

Acabo de imprimir esto y de pegarlo en la pared de mi salón.
Un recordatorio para mi mismo de lo inútil que resulta explotar cuando tratas de afrontar una situación tensa con tu pareja, tus hijos, tu trabajo o cualquier otra cosa.
Respira y vuelve a estar en control.
El 90% de las veces no lleva nada más que dos minutos quitarte todo ese estrés instantáneo, y podrás centrarte y aumentar las posibilidades de resolver el problema.