Tren sueños

5 pasos exprés para acercarte al trabajo de tus sueños

Puoi leggere questo post in italiano qui.

Todos tenemos una habilidad digna de exportar al mundo. Por lo menos.

En la mayoría de los casos, varias.

Muchos trabajamos y vivimos pensando que podríamos desempeñar perfectamente otro tipo de trabajo: más remunerativo, divertido, en el que poner en práctica nuestras dotes personales siguiendo nuestras propias reglas.

Lo malo es que todo se nos presenta agolpado, no conseguimos concretar esa nube de ideas y, en consecuencia, no sabemos cómo acercarnos a ese sueño.

Y lo dejamos de lado.

Y lo perdemos de vista.

Y seguimos desaprovechando nuestro potencial en otros frentes más insulsos.

Y creemos que todo tiene que continuar así, movidos por la inercia. Virgencita, virgencita, que me quede como esté, ¿correcto?

NO. Basta pararse a pensar unos minutos. Dejar de lado el vaivén de cosas que hacemos cada día por simple rutina, y preguntarnos:

¿Me llena lo que hago?

¿Para qué lo hago?

¿Me veo haciendo EXACTAMENTE LO MISMO durante el resto de mis días?

Me vale con que una de las preguntas anteriores sea NO para que sigas leyendo.

Premisa: no soy un gurú. Lo que ofrezco aquí no son fórmulas mágicas. Son cinco pasos simples y breves que os ayudarán a que ese sueño tome una forma más concreta. Lo que os ayudará, a su vez, a fijar vuestras metas a corto plazo y acercaros de forma efectiva a ese trabajo soñado. En este momento no queremos definir todo el camino: NO LO CONOCEMOS. Pero si algo nos enseña la experiencia es que, para construir una casa, tenemos que poner la primera piedra, por chiquitaja que sea.

1. PÁRATE

Pero de verdad. Deja lo que estés haciendo durante cinco minutos enteros. No hagas nada. Apaga el móvil, el ordenador, la tele.

Y cierra los ojos, quédate un rato a solas contigo mismo.

Esto no es meditación, es desconectar sin más para poder concentrarnos.

He dicho que apagues el móvil, hombre.

2. FORMULA LA FÓRMULA

Ahora piensa en lo que más te gusta hacer en este mundo. Lo que más satisfacción te dé. De lo que más te gusta hablar, sobre todo contigo mismo.

Ve más allá de la idea, intenta expresarla con una frase. Haz unas cuantas tomas falsas si es necesario, perfecciónala. Que quede de anuncio.

Ahora dila en voz alta.

No era tan fácil, ¿verdad? Pues enhorabuena, porque supone un esfuerzo notable. Con las prisas del día a día, tendemos a dejar una cosa tan sencilla en el cajón indefinidamente, y a menos que hagamos el gesto de forma consciente, pueden pasar primaveras y veranos sin que se nos ocurra decirlo.

Recuerda esta frase y, si te ha gustado (que debería, ya que es tuya y solo tuya), escríbela en algún sitio cuco.


3. FORMULA LA FÓRMULA (BIS)

Como ya tienes el rodaje hecho con el paso anterior, este te resultará más fácil.

Si dejas apagado el móvil, hemos dicho.

Antes hemos verbalizado lo que más nos gusta. Ahora nos pararemos a pensar detenidamente en lo que mejor sabemos hacer.

Y aquí viene el truco: no tiene que ser necesariamente algo que hacemos en nuestros trabajos, ni a diario. Algo que, según nuestro propio criterio (que ya vendrá Risto Mejide con la escoba luego), sepamos hacer de maravilla. Puede ser algo concreto, que hagamos con las manos, o una habilidad con la gente, con las palabras, con los animales. Piénsalo bien, y sobre todo olvídate de lo que haces a diario para analizar con calma lo que sabes hacer SIEMPRE bien.

Dilo en voz alta, y vamos a por la siguiente.

 

4. FORMULA LA F … SÌ, TRIS

Lo sé, se nos van los cinco minutos de las manos. Si puedes, saca otros cinco; si por cualquier motivo no puedes, intenta volver a este ejercicio mañana empezando directamente por el paso 4 para atajar.

En realidad, lo único que tenemos que hacer es sacarnos de la manga otras dos cosas que nos apasionen. Y otras dos cosas que sepamos hacer de maravilla.

Así, en un ratito hemos conseguido sacar una lista de tres frases con gancho que resumen lo que más nos gusta hacer en este mundo, y otras tres frases que nos “venden” como expertos de verdad en algo.

Abre los ojos (porque los tenías cerrados, ¿yes?), agarra un rotulador y escribe las seis frases. Si, como yo, eres un negado para el dibujo o tienes letra de pulga pedorra (cit. mi madre), una diapositiva de PowerPoint y una impresora te pueden sacar del apuro.

5. MÍRATE EN EL PAPEL


Ese papel que tienes delante eres tú. Ya lo sabías, pero fíjate detenidamente en cada una de las frases.

Intenta conectar lo que sabes y lo que quieres hacer de formas que no te habías planteado. De formas raras. Escríbelo si te apetece. Añade más puntos a la lista, que para eso es tuya.

Y empieza a pensar en lo que podrías hacer con esas ideas a corto y medio plazo. No dentro de diez años ni de cinco. Mañana mismo. Cualquier actividad minúscula, al alcance de tu mano y que no implique desembolsar un dineral, que te permita plasmar en algo concreto alguna de las conexiones que has visto sobre el papel.

Escribe todas las ideas que se te pasen por la cabeza. Las que suenen extremadamente idiotas, también. Solo estarás gastando papel. Verás como antes de llegar al final de la hoja escribes algo que tiene un mínimo de potencial.

En este momento no es necesario que hagas nada más. Es un ejercicio bastante intenso, y no vamos a ponernos ahora a preparar un plan de abordaje. Pero estoy seguro de que no vas a tirar ese papel, porque contiene material muy valioso, y representa de forma física una conexión entre nuestras pasiones y nuestras posibilidades a la hora de trabajar. No está mal para 5 (+5) minutos robados, ¿verdad?

Trabajaremos sobre ello muy pronto. De momento, sigue pensando en esas ideas y, si quieres volver a por más, suscríbete al blog.

Veeenga, ya puedes encender el móvil.

¡Ah, por cierto, que no se me olvide!

Si te ha gustado el artículo, no olvides SUSCRIBIRTE al blog usando el botón SEGUIR en la esquina inferior derecha de esta ventana o mediante el FEED de noticias.

Así, recibirás cómodamente una alerta en tu correo cada vez que publique contenido de interés y podrás estar al día de todo lo que se cuece en la familia Prismalize. ¡Gracias de verdad y feliz crecimiento!

———————————-


PRISMALIZE pretende compartir una serie de vivencias, reflexiones y consejos encaminados a explotar mejor nuestro potencial, vivir de acuerdo con nuestros propios ideales y sueños y, en definitiva, crear versiones mejoradas de nosotros mismos, más coherentes y satisfechas.

Para que esto sea posible y consigamos aprovechar nuestros recursos, los temas aquí expuestos representan tan solo el punto de partida para que los lectores hablen, instruyan, sugieran, compartan y, en última instancia, conecten para dar continuidad a sus pasiones.

Este proyecto se quedaría en nada sin personas que den forma concreta a las ideas que exponemos: por ello, te invito a comentar, compartir, indicar aciertos y fallos, sugerir temas… Con ello estarás ayudando a crear una comunidad muy especial, una auténtica colmena digital por y para personas como tú.

Anuncios

11 comentarios en “5 pasos exprés para acercarte al trabajo de tus sueños

  1. Gustavo dijo:

    Muy interesante. Sólo decirte que el color de la fuente en un fondo tan claro “ofende” un poco en la lectura, no te lo tomes a mal.
    Un abrazote y mucha suerte en esta nueva “empresa”.

    Me gusta

  2. Lia dijo:

    The most difficult thing is to look inside ourselves and find what we REALLY like to do. Sounds strange, but sometimes we don’t do it because we are afraid of what we could find….

    Me gusta

  3. prismalize dijo:

    Indeed. We all have a few hobbies we love to spend our time doing. But it takes a whole lot of research to go down deep and “print” on paper what you are into. I have carried out such research myself as part of this project and believe me, it was (is) an exhausting process as all these chunks of “things we like” are deeply intertwined, and it takes more than a wishlist to unveil what really drives you when you devote your time to your hobbies.
    The results are enlightening though, but you are right: we might be afraid of what we could find, but we should take this research as a chance to understand what’s wrong with some of the things we do and draw a plan to discard them while focusing on the things that are worth our time.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s