Cómo combatir el agotamiento del día a día: el maldito piloto automático

Puoi leggere questo post in italiano qui.

Vivimos a todo trapo.

Más para mal que para bien.
Y somos conscientes de ello.
Y querríamos arreglar la situación.

Pero analizar nuestros hábitos de vida es agotador.

 DOBLEMENTE CANSADO

Lo es por dos motivos:

  • UNO, supone un esfuerzo físico detenerse en medio de la rotonda en la que circulamos, provocando el malhumor del resto de conductores, para colocarnos en el andén y observar desde fuera qué hacemos y cómo lo hacemos.

  • DOS, supone un esfuerzo mental admitir que no podemos seguir conduciendo prácticamente a ciegas, sabiendo poco o nada acerca de la carretera, del resto de conductores que actúan exactamente igual que nosotros. La carrera de las ratas, la llaman algunos.
    Narices, a veces ni siquiera sabemos si fuera del coche hace buen día o si llueve.

¿LA TEORÍA? ME LA SÉ AL DEDILLO

Efectivamente, cuando tenemos un problema, ya mayoría de las veces somos conscientes de él.

Es como el fumar. Sabemos que el tabaco hace daño y hemos leído docenas de informes, visto fotos impactantes, escuchado consejos para aburrir… Y seguimos fumando. ¿Por qué?

Fácil.

El cambio tiene que partir de uno mismo.

Para dejar el tabaco y para dejar un estilo de vida.

… por mucho que nos hablen de las bondades de tomar otro camino distinto al que seguimos…

… por mucho que nos expliquen que no se puede seguir remando, pase lo que pase y sin levantar la cabeza

… nadie nos convencerá.


 

 

 

 

 

Uno puede tener predisposición (otros lo llaman curiosidad, otros inconformismo) pero en última instancia el momento de revelación, el cambio de chip, siempre se da cuando estamos a solas.


¿EL SECRETO?

INPROSTE…INSORPRE…INTOSPREC…

MIRARSE DENTRO

Es difícil responder a la pregunta:
¿a dónde me lleva lo que hago en este momento?

Es imposible responder si no nos damos un tiempo muerto.

Como muchos, he descubierto que un buen momento para recapacitar sobre estas cosas es después de una experiencia negativa, impactante y que nos ha dejado mal cuerpo.

En ese momento somos capaces de detener todo porque nos sentimos mal, y no nos importa bajarnos del tren para pensar en lo que ha sucedido e intentar ver más allá del problema.

Como cuando discutimos con un amigo o con la pareja, perdemos un partido, suspendemos un examen importante o nos niegan un aumento merecido.

Haciendo bueno el “no hay mal que por bien no venga”, os invito a usar esos momentos para veros a vosotros mismos desde fuera, como si fuerais un becario que intenta aprender de nosotros, y preguntarnos:

¿Qué hago exactamente con mi tiempo?

¿Qué me da a cambio?

¿Para qué lo hago?

Y, sobre todo, ¿cómo me veo dentro de 10 años?

¿Sigo al mismo ritmo?

Seguro que estas preguntas os hacen ver, en muchos casos, que estamos funcionando con el piloto automático. Y que nos conviene apagarlo un ratito cada día para pensar en cómo queremos vernos dentro de un tiempo, cuando el becario vuelva y nos haga una nueva ronda de reconocimiento.

Si habéis conseguido desconectar el piloto, ¿qué veis? ¿Es INTERESANTE? ¿Os gusta? ¿Qué problemas, inmediatos o lejanos, tenéis delante?

Es un pequeño paso pero muy importante para darle mayor sentido a nuestro camino.

Sea el que sea, pero al nuestro.

¡Ah, por cierto, que no se me olvide!

Si te ha gustado el artículo, no olvides SUSCRIBIRTE al blog usando el botón SEGUIR en la esquina inferior derecha de esta ventana o mediante el FEED de noticias.

Así, recibirás cómodamente una alerta en tu correo cada vez que publique contenido de interés y podrás estar al día de todo lo que se cuece en la familia Prismalize. ¡Gracias de verdad y feliz crecimiento!

———————————-

PRISMALIZE pretende compartir una serie de vivencias, reflexiones y consejos encaminados a explotar mejor nuestro potencial, vivir de acuerdo con nuestros propios ideales y sueños y, en definitiva, crear versiones mejoradas de nosotros mismos, más coherentes y satisfechas.

Para que esto sea posible y consigamos aprovechar nuestros recursos, los temas aquí expuestos representan tan solo el punto de partida para que los lectores hablen, instruyan, sugieran, compartan y, en última instancia, conecten para dar continuidad a sus pasiones.

Este proyecto se quedaría en nada sin personas que den forma concreta a las ideas que exponemos: por ello, te invito a comentar, compartir, indicar aciertos y fallos, sugerir temas… Con ello estarás ayudando a crear una comunidad muy especial, una auténtica colmena digital por y para personas como tú.

Anuncios

6 comentarios en “Cómo combatir el agotamiento del día a día: el maldito piloto automático

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s