Prismalize Productividad Tiempo Multitarea Distracciones

6 formas concretas de terminar el trabajo para gente dispersa (parte II)

Puoi leggere questo post in italiano qui.

¿Cuántas horas tiene tu día?

Pocas, estoy seguro. 24, ni de broma.

¿Cuántas cosas te gustaría hacer si tuvieses más tiempo?

Hoy retomamos el artículo publicado aquí y ofrecemos otras tres jugosísimas técnicas para conseguir ordenar nuestras ideas y nuestra agenda mejor de lo que nunca soñamos.

4. DESPEJA LA MENTE,
SACA EL RUIDO


Uno de los mayores problemas a la hora de organizarnos correctamente es el maldito ruido. Tenemos tantas cosas que hacer, que nos resulta imposible concentrarnos.

Es como intentar resolver un cubo de Rubik en medio de una manifa.

Un buen método para liberarte es delegar tareas que otros pueden hacer perfectamente. Si crees que no te lo puedes permitir, te equivocas: existen decenas de mecanismos, desde redes de trueque, bancos de tiempo y colectivos sociales, que ofrecen intercambio de servicios y te ayudarán a quitarte de encima una parte de las tareas rutinarias que añaden “ruido” a tu jornada y te quitan tiempo para hacer otras cosas que son más importantes para ti. Aquí tienes unos ejemplos. Todo gratis:

Cuidados de la casa y de las personas: http://bit.ly/1m62Gfc

Bancos de tiempo: http://www.bdtonline.org/

El principio que rige estos mecanismos es el clásico intercambio de favores estructurado, pero la idea de fondo, en mi opinión, es: “voy a ocuparme solo de las cosas que mejor sé hacer, y voy a dejar que otros se ocupen de tareas, rutinarias o no, para los que están mejor preparados que yo“.

Si tú eres un fontanero, probablemente tardarás la cuarta parte de tiempo en arreglar una tubería que un contable aficionado a las chapuzas. Y este contable tardará mucho menos en ayudarte a preparar la declaración de la renta, con lo que los dos salís ganando en calidad y tiempo. Y en buen humor y ganas de trabajar en lo que os gusta.

5. FÍJATE OBJETIVOS Y MÍDELOS


Los propósitos vagos no funcionan. Punto.

Si queremos de verdad conseguir un propósito, todo pasa por fijarnos objetivos concretos.

¿Quieres ponerte en forma? No digas “me pongo a correr”. Di:

1

De aquí al 10 de enero me compro las zapatillas y el chándal.

2

De aquí al 20 de enero me informo en una web de corredores sobre un plan de entrenamiento para principiantes

3

Empiezo a correr la semana del 21 y hago 2 sesiones por semana. Salgan como salgan, pero las hago.

4

De aquí al 31 de marzo tengo que ser capaz de correr 30 minutos seguidos.

5

De aquí al 30 de junio tengo que encontrar dos personas con las que correr. O, si me gusta ir solo, con las que comparar mis entrenamientos (ver la importancia de compartir objetivos en el siguiente punto).

6

De aquí al 31 de octubre me apunto a una carrera de aficionados, sin competición de por medio, para ver qué tal me siento.

7

De aquí al 31 de diciembre tengo que ser capaz de correr 10 kilómetros por debajo de X minutos.

Lo cambia todo, ¿verdad?

Como ves, todo muy relajado, pero con fechas concretas, que tienen un efecto mágico en nuestra fuerza de voluntad. ¿Por qué? Porque no nos gusta quedar mal con nosotros mismos, y porque es mucho más fácil esforzarnos cuando tenemos una fecha límite.

Los objetivos, cuanto más pequeños, más fáciles son de visualizar y de conseguir. Vamos haciendo pequeñas metas intermedias, como si se tratase de un videojuego, y vamos subiendo de nivel poco a poco, que ya llegará el BOSS final. Si pensamos solo en él desde el principio, cuando no tenemos nada, nos asustamos, ¡claro! Pero si llegamos ya entrenados, el reto no parece tan grande.

Fundamental: cada vez que consigas uno de estos pequeños logros, celébralo. Como te dé la gana, pero celébralo, que no hemos venido a este mundo a sufrir J

Los amigos de Más y Mejor os pueden ofrecer algunos consejos más sobre cómo articular estos objetivos para aseguraros de que funcionan. Y hablando de asegurarnos…


6. MECANISMO DE SEGURIDAD:
COMPARTE
TU PLAN


La mayoría de los que seguís estos artículos (recordemos que este blog no es apto para cenizos) habréis visto como, al comenzar el año, nos cargamos de buenos propósitos:

Pinta bien el año, pero ¿qué ocurre? Que, al poco, nos desinflamos. Y no solo da rabia haber pagado la cuota de todo el año del gym, sino que quedamos mal con nosotros mismos, y nos queda la sensación de que no sabemos sacar nada adelante.

Uno de los mecanismos más efectivos para asegurarnos de que seguimos nuestro plan es, simplemente, CONTARLO.

¿Por qué? Por el mismo motivo por el que nos tomamos más en serio los objetivos que hemos puesto por escrito, o los que tienen fecha de caducidad: nos comprometemos a llevar algo a cabo, y el miedo a “quedar mal” es casi siempre superior a nuestra pereza o a los obstáculos que nos encontraremos por el camino.

Si no le digo a nadie que quiero dejar de fumar, probablemente no lo consiga. Casi nadie emerge como un héroe después de un proceso solitario. Si fallamos, nos da un poco igual, porque nadie estaba al tanto de lo que queríamos.

En cambio, si comparto un objetivo, estoy comprometiéndome a algo con esa persona.

Y esa persona se crea una expectativa, y espera que yo lo consiga.

Y yo quiero demostrarle, a ella y al mundo, que lo puedo hacer.

Así que, si quieres de verdad tomarte en serio los propósitos, agarra la agenda donde los habías apuntado y escribe, al lado de cada uno, un par de personas a las que comunicarás lo que pretendes hacer. Preferiblemente, personas que ya hayan conseguido lo que pretendes, o que también se lo hayan planteado como propósito para este año. Compartiéndolo, sabe mejor y es más fácil llegar a la meta, comprobado.

SOMOS LO QUE NUESTRAS EXCUSAS
QUIEREN
QUE SEAMOS

Todos somos diferentes y cada uno tenemos una forma de organizar las cosas y de ejecutarlas. Por eso, es probable que algunas de las pautas que hemos visto te funcionen mejor que otras, y está bien que así sea. Estudia el efecto que tiene cada sugerencia en tu forma de plantearte objetivos y, si funciona bien, continúa experimentando por ese camino.

Este va a ser el año en que consigas terminar algunos de los objetivos que has ido posponiendo desde hace ya demasiado tiempo.

Nos ponemos excusas por delante que determinan lo que podemos y no podemos hacer antes de ponernos a ello. Y así, si no intentamos cambiar la forma de afrontar los problemas, nos vencemos antes de empezar a luchar. Así que vamos a terminar con esta cantinela del “ojalá yo pudiera” y a aplicar alguna de las técnicas que hemos repasado. Muchas de esas excusas se van a desvanecer.

Palabrita, que no palabrería.

¿Qué te propones hacer para mejorar este año?

No olvides invitarme a una caña si alguno de estos consejos te ayuda a conseguirlo.

¡Ah, por cierto, que no se me olvide!

Si te ha gustado el artículo, no olvides SUSCRIBIRTE al blog usando el botón SEGUIR en la esquina inferior derecha de esta ventana o mediante el FEED de noticias.

Así, recibirás cómodamente una alerta en tu correo cada vez que publique contenido de interés y podrás estar al día de todo lo que se cuece en la familia Prismalize. ¡Gracias de verdad y feliz crecimiento!

Imágenes cortesía de Pixabay e IStock.

———————————-

PRISMALIZE pretende compartir una serie de vivencias, reflexiones y consejos encaminados a explotar mejor nuestro potencial, vivir de acuerdo con nuestros propios ideales y sueños y, en definitiva, crear versiones mejoradas de nosotros mismos, más coherentes y satisfechas.

Para que esto sea posible y consigamos aprovechar nuestros recursos, los temas aquí expuestos representan tan solo el punto de partida para que los lectores hablen, instruyan, sugieran, compartan y, en última instancia, conecten para dar continuidad a sus pasiones.

Este proyecto se quedaría en nada sin personas que den forma concreta a las ideas que exponemos: por ello, te invito a comentar, compartir, indicar aciertos y fallos, sugerir temas… Con ello estarás ayudando a crear una comunidad muy especial, una auténtica colmena digital por y para personas como tú.

Anuncios

Un comentario en “6 formas concretas de terminar el trabajo para gente dispersa (parte II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s