Exito Dinero Impacto Felicidad

El rasero de medir gente: el dinero lo es todo, ¿no?

by Carlos la Orden

 Puoi leggere questo articolo in italiano qui.

Extracto de una conversación cualquiera.

En cualquier lugar y en cualquier momento.

Tú y yo, aquí y ahora, por ejemplo.

Fin de la conversación. O no.

En serio. WTF, que diría alguno.

EL BURRO, LA ZANAHORIA
Y EL
BILLETE ATADO AL HILO

En estos tiempos es fácil identificar el éxito de una persona con la cantidad de dinero que consigue generar o ganar. Y, gracias a uno de los males endémicos del sistema actual, que con interesada malicia nos oculta todas las piezas que no encajan en su puzzle, hemos llegado a asociar felicidad con este tipo de éxito.

¿Cómo es que tanta, tanta gente, instalada en ese supuesto éxito, vive permanentemente estresada, ansiosa y, sí, infeliz?


Algo falla, y lo sabemos.

Lo sabemos, pero seguimos erre que erre haciendo lo mismo, confiando en que un cero más en la cuenta nos devolverá la sonrisa.
O nos dará más tiempo para nuestras cosas.
O hará que nuestra carga de trabajo disminuya o, al menos, sea más llevadera.
Pero, ¿nos estamos oyendo? ¿Funciona así de bien en la gente con más dinero que nosotros?

Y, la que en mi humilde opinión, es la pregunta fundamental:

¿Seguimos haciendo lo mismo por nosotros mismos o por mantener la imagen que los demás tienen de nosotros?

LA RECOMPENSA NO ES VERDE.
O
TAMBIÉN

Echemos pues por tierra la patraña del dinero como único aliciente para forjarnos una carrera. Desde hace tiempo me he dejado seducir, al igual que gente tan valiosa como Marie Forleo, por la idea de que el éxito se debe definir por el IMPACTO que causamos en los que nos rodean.

Para unos, este círculo se reducirá a unas pocas docenas de personas. Para otros, miles, millones. Pero la esencia es la misma. El grado en que contribuimos a hacer sus vidas más agradables determina cómo nos ven, y la imagen colectiva que se va creando de nosotros es, precisamente, el palo de medir el éxito que el mundo usa.

Y, claro, surge la pregunta del millón:

¿CÓMO GENERO IMPACTO?

Y la del millón y pico:

¿POR DÓNDE RÁBANOS EMPIEZO?


En los últimos años he leído, visto y conocido de primera mano docenas, cientos de casos de personas que han conseguido crear impacto de las formas más variadas.

Cada uno ha creado con éxito proyectos que nada tienen que ver entre sí.

Cada uno en su campo, cada uno con una dimensión distinta.

Y usando técnicas completamente diferentes.

Persiguiendo objetivos que se parecen entre sí como la velocidad al tocino.

Chris Guillebeau ha ilustrado varios de estos casos en su fantástico libro “100 euros Startup“. En la red encontrarás miles de ejemplos. Y en la calle.

¿Qué los une?

Fácil. PASIÓN y ENTREGA.

Y no, no es hablar por hablar.

La única forma de llegar a la gente mediante algo que hacemos es creérnoslo de verdad. Y esto no se aprende. Lo sacamos de nuestras entrañas. Nos fijamos en lo que más nos excita, lo que nos apasiona, y le damos forma.

Como si nos fuera la vida en ello. Porque nos va.
Porque es nuestra vida.

Y, cuando hacemos algo con entusiasmo, lo hacemos lo mejor que sabemos. Y nos aplicamos, porque nos gusta y cada vez se nos da mejor, y queremos seguir mejorando.

Y la gente lo nota. Y lo aprecia. Y empieza a interesarse. Y ese interés te anima a seguir creciendo. Y ese crecimiento hace que intereses a más gente.

Voilà. Ahí tienes tu impacto.

Y ¿lo adivinas? Si creas impacto, la gente estará dispuesta a pagar por ello, porque quieren ser parte del juego.

Ahora solo tienes que encontrar lo que más te gusta para empezar a crear impacto.

¿Por qué no te pones a ello?

Aquí tienes unas pistas:

Cinco pasos exprés para acercarte al trabajo de tus sueños

¿Qué te parece? ¿Cómo ves de difícil ponerte a ello?

¡Ah, por cierto, que no se me olvide!

Si te ha gustado el artículo, no olvides SUSCRIBIRTE al blog usando el botón SEGUIR en la esquina inferior derecha de esta ventana o mediante el FEED de noticias.

Así, recibirás cómodamente una alerta en tu correo cada vez que publique contenido de interés y podrás estar al día de todo lo que se cuece en la familia Prismalize. ¡Gracias de verdad y feliz crecimiento!

Imágenes cortesía de Pixabay.

———————————–

PRISMALIZE pretende compartir una serie de vivencias, reflexiones y consejos encaminados a explotar mejor nuestro potencial, vivir de acuerdo con nuestros propios ideales y sueños y, en definitiva, crear versiones mejoradas de nosotros mismos, más coherentes y satisfechas.

Para que esto sea posible y consigamos aprovechar nuestros recursos, los temas aquí expuestos representan tan solo el punto de partida para que los lectores hablen, instruyan, sugieran, compartan y, en última instancia, conecten para dar continuidad a sus pasiones.

Este proyecto se quedaría en nada sin personas que den forma concreta a las ideas que exponemos: por ello, te invito a comentar, compartir, indicar aciertos y fallos, sugerir temas… Con ello estarás ayudando a crear una comunidad muy especial, una auténtica colmena digital por y para personas como tú.


Anuncios

2 comentarios en “El rasero de medir gente: el dinero lo es todo, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s