Coherencia Miedo Prejuicios Crecimiento

El ateo que hablaba con cristianos: miedo, coherencia y cómo aprender de los opuestos sin miedo

Puoi leggere questo articolo in italiano qui.

Me encanta la gente.

La gente con la que tengo cosas en común…
y la gente con la que no.

Menos los que nacen sabidos.

No sé si llamar a esto post, pataleta o reflexión.

Lo dejo en vuestras manos.

He decidido publicarlo en Prismalize porque, a fin de cuentas, este proyecto trata de unir personas distintas entre sí, con carácter, experiencias y habilidades distintas, para crear algo único.

Así que me veo en el deber de derribar algún muro y muchos prejuicios para conseguir que las personas, tan maravillosamente distintas pero tan dispuestas al encontronazo, se entiendan y consigan dar forma a proyectos.

O, por lo menos, escucharse, que es un principio.

¿QUÉ HACES HABLANDO
CON ESE IDIOTA?

Sinceramente, estoy bastante agotado de esa mayoría, de medios y de personas, obsesionada con etiquetarnos a todos y sacar juicios absolutos a partir de una sola característica.

Desde siempre nos ha gustado etiquetar para sentirnos más cómodos asumiendo una postura más o menos fija, un púlpito desde el que podamos decir que todo lo demás es peor que lo que hemos elegido.

  • Es taurino / es antitaurino –> Es un cromañón / es un desharrapado
  • Es facha / rojazo –> Un héroe / un supervillano / otra vez héroe
  • Es carnívoro / vegano –> Es consecuente / no tiene ni puta idea
  • Es religioso / ateo –> Vive engañado / no tiene corazón
  • Es viajero / sedentario –> No tiene raíces / no tiene vida
  • Es tímido / descarado –> No llegará muy lejos así
  • Estudia / trabaja –> Se morirá de hambre / será gañán
  • Usa las manos / usa la cabeza –> Es un ignorante / es un señorito engreído

Y así suma y sigue para cualquier aspecto de nuestra vida que podamos categorizar. O sea, prácticamente todo.

No lo pregunto, lo afirmo: es mucho más enriquecedor ver a la persona como una combinación única de todos esos ingredientes. Y apreciar las cualidades positivas en lugar de generalizar en función de una maldita cosa.

  • Porque un taurino puede tener sensibilidad y sentido común, y un antitaurino exactamente igual.
  • Porque un facha puede tener valores loables, y un rojazo exactamente igual.
  • Porque un carnívoro debe poder permitirse ser incoherente, y un vegano
    también.
  • Porque un religioso puede traspirar valores de los que puede aprender un ateo. Y viceversa.
  • Porque un viajero puede aprender a apreciar el valor de las costumbres de un sedentario, y este conocer sensaciones nuevas de mano del primero.
  • Y suma, y sigue.

PREJUICIOS, CONVICCIONES, ¡MIEDOS!

¿Que cada uno tiene aspectos reprobables? ¡Desde luego!

Pero si nos limitamos a juzgar el libro por la tapa, ¿cómo pretendemos que no nos juzguen a nosotros de la misma manera?

¿Y cómo podremos crecer viendo el mundo desde otros puntos de vista?

¿Por qué nos negamos a escuchar lo que no rima con nuestras convicciones? ¿Tan débiles son que nos da miedo que las pongan en duda con una postura distinta?

No es necesario que apreciemos los valores de esa persona que son opuestos a los nuestros. No se trata de blanco o negro.

Simplemente tenemos que evitar que cubran todo lo demás y nos impidan ver cosas de las que, tal vez, podamos aprender algo.

Pensad en el maestro severo pero eficaz. No es necesario que nos caiga bien, pero si conseguimos centrarnos en lo que puede ofrecernos (conocimientos) dejando de lado su carácter, aunque lo detestemos, ¿no salimos ganando? Al final de la jornada, ¿quién gana, el que ha conseguido escucharle y aprender, a pesar de su carácter, o el que se ha cerrado en banda porque no puede soportarlo?

TODOS SOMOS INCOHERENTES.
TODOS

No podemos buscar la coherencia total de una persona en función de un patrón que existe solo en nuestra cabeza, y pretender que responda al mismo en todo momento.

¿Para qué, para ganar la aprobación que alguien que mira por encima del hombro y observa con lupa, como hacemos cada vez que generalizamos?

Porque, si todos actuamos así y rechazamos al que no es como nosotros, nos quedamos solos.

Y bien merecido lo tendremos.

Nota mental: aprende a escuchar, aunque de primeras no te guste lo que vayan a decir. Siempre se saca algo en limpio.

¿Tenéis alguna experiencia de este tipo? ¿Os ha enriquecido alguien diametralmente opuesto a vosotros?

¡Comparte y deja un comentario!

¡Ah, por cierto, que no se me olvide!

Si te ha gustado el artículo, no olvides SUSCRIBIRTE al blog usando el botón SEGUIR en la esquina inferior derecha de esta ventana o mediante el FEED de noticias.

Así, recibirás cómodamente una alerta en tu correo cada vez que publique contenido de interés y podrás estar al día de todo lo que se cuece en la familia Prismalize. ¡Gracias de verdad y feliz crecimiento!

Imágenes cortesía de Pixabay, Happy Lawyers Blog y falacias.escepticos.es

———————————-

PRISMALIZE pretende compartir una serie de vivencias, reflexiones y consejos encaminados a explotar mejor nuestro potencial, vivir de acuerdo con nuestros propios ideales y sueños y, en definitiva, crear versiones mejoradas de nosotros mismos, más coherentes y satisfechas.

Para que esto sea posible y consigamos aprovechar nuestros recursos, los temas aquí expuestos representan tan solo el punto de partida para que los lectores hablen, instruyan, sugieran, compartan y, en última instancia, conecten para dar continuidad a sus pasiones.

Este proyecto se quedaría en nada sin personas que den forma concreta a las ideas que exponemos: por ello, te invito a comentar, compartir, indicar aciertos y fallos, sugerir temas… Con ello estarás ayudando a crear una comunidad muy especial, una auténtica colmena digital por y para personas como tú.

Save

Anuncios

2 comentarios en “El ateo que hablaba con cristianos: miedo, coherencia y cómo aprender de los opuestos sin miedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s