1 de mayo trabajo digno

1 de mayo: por un trabajo digno para cada uno de nosotros

La fiesta del 1 de mayo. El Día del Trabajo.

Una jornada de reivindicación que celebra en todo el mundo la voz de cada trabajador, tanto individual como en coro, frente a esa máquina implacable llamada crecimiento, que nada entiende de necesidades más allá de las suyas propias, reducidas a cifras frías y sin mayor ambición que fagocitar todo lo que está a su alcance hasta que nada quede.

Hoy es la jornada en la que se nos recuerda que, si queremos un futuro mejor, tenemos que salir ahí afuera y demostrarlo.

Con fuerza y con decisión, porque nada es gratuito, y ningún artículo de blog, ninguna concentración virtual ni ningún manual de autoayuda nos servirán de nada si no nos remangamos y luchamos por lo que queremos con acciones reales.

Encontrando la forma de mejorar nuestras condiciones de trabajo.

Encontrando aquellos que nos pueden ayudar a gritar más alto nuestro mensaje.

Encontrando la forma de aprovechar el sistema a nuestro favor: no tenemos que nadar contra corriente, sino entender la corriente y aprovecharla para darnos el empuje que necesitamos.

Y porque en un día como hoy, 1 de mayo, tenemos que tener conciencia de que la dignidad del trabajo funciona en dos sentidos:

  • de fuera hacia adentro, luchando por unas condiciones de trabajo que reflejen nuestro esfuerzo y nuestra aportación al conjunto del sector y de la sociedad.
  • de dentro hacia afuera, dándonos cuenta de que merecemos encontrar nuestro lugar en el mercado laboral sin perder por ello el alma ni nuestra ilusión; un trabajo que nos permita ser nosotros mismos y dar lo mejor que tenemos para, así contribuir a esa felicidad individual y colectiva a la que todos deberíamos aspirar.

industrial-1636403_640.jpg

Por ello, hoy os quiero invitar a una reflexión que va más allá de las reivindicaciones que se realizan en esta jornada. Reivindicaciones que, por desgracia, son cada día más necesarias, con un mercado que tiende a deshumanizar al individuo pero que, a su vez, ha hecho que despertemos, y que nos demos cuenta de que en un mundo más humano necesitamos más gente capaz de desafiar las normas establecidas y de decir bien alto que no queremos ser una ficha más del sistema, sino que tenemos mucho más que decir, y que tenemos todo el derecho a explorar para encontrar la forma más adecuada de dar al mundo lo mejor que tenemos dentro.

Y de crear, solos y en compañía, un trabajo que nos llene y que aporte felicidad, ya que no hay enfermedad más contagiosa que esa felicidad que transpiramos cuando hacemos lo que nos gusta.

Feliz Día Internacional del Trabajo. Del trabajo que queremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s