Preguntas Incomodas Tipo Persona Facebook Social

6 preguntas incómodas que te dirán qué tipo de persona eres en las redes

Puoi leggere questo post in italiano qui.

 

¿Cómo utilizamos el tiempo en las redes sociales?WhoAmI_Small.jpg
Y, sobre todo, ¿cómo utilizamos nuestras energías en las redes sociales?

¿Qué impresión damos a los demás en función de nuestras publicaciones? ¿Tenemos realmente control sobre lo que compartimos y lo que no?

Facebook, Twitter, Google… todas las grandes corporaciones detrás de las redes sociales más populares se devanan los sesos creando sistemas para segmentar a sus usuarios y averiguar el tipo de persona que hay detrás de cada perfil.

Todo lo que vemos, escribimos, leemos o comentamos acaba siendo parte de un puzzle gigantesco que, para estas empresas, determina el tipo de persona que somos y los contenidos que mejor se adaptan a nosotros.

Obviamente, con fines comerciales.

Pero aquí no vengo a hablaros de marketing online. Eso lo dejo para los que saben.

¿CÓMO Y DÓNDE PASAMOS NUESTRO TIEMPO
EN LAS REDES SOCIALES?

Quiero que reflexionéis sobre esto: si Facebook y compañía son capaces de hacerse una imagen bastante acertada de nosotros, es porque alimentamos sus bases de datos revelando detalles sobre cómo somos, dónde vamos, qué hacemos, con quién hablamos y, sobre todo, de qué hablamos.

Pero, por otro lado, todos nuestros contactos también se hacen una idea, que puede casar mejor o peor con nuestra versión desvirtualizada, en función de lo que hacemos en las redes. Nuestro yo virtual tiene un carácter bien definido.

Identidad digital Identita digitale

Definido por todo lo que hacemos, leemos, compartimos, comentamos, vemos, escuchamos y bloqueamos.

Y, claro, cada uno hacemos más caso a unos contactos que a otros en función de los intereses comunes que tengamos, así que la elección del tipo de posts que publicamos tiene un efecto real en los demás, y acaba determinando las personas que nos hacen más caso y las que menos.

Y, como bien sabemos, somos la media de las cinco personas que más frecuentamos: esto se aplica también, jóvenes y pequeñuelos, al ciberespacio.

Os propongo un pequeño ejercicio: de los últimos 20 posts que habéis publicado en Facebook o en las demás redes sociales, ¿cuántos han sido para…

  • A) compartir algo que os gusta hacer en vuestro tiempo libre? Música, arte, libros, vídeos…
  • B) compartir algo relacionado con vuestro trabajo? Enlaces, ofertas, conocimientos profesionales)?
  • C) ayudar a una causa o a un amigo? Firmas, venta de artículos o servicios, causas…
  • D) matar el tiempo sin un propósito concreto? Virales que ni fu ni fa, pero que sin darte cuenta has compartido.
  • E) quejaros de algo CON motivo?
  • F) quejaros de algo SIN motivo? ¡Sed sinceros con vosotros mismos!

¿Qué tal ha ido?

Son verdades incómodas que responden a preguntas incómodas, ¿eh?

Teniendo los números delante, ¿os parece que empleáis el tiempo de forma coherente con la visión que tenéis de vosotros mismos?  ¿Qué sensación os deja?

EL QUID DE LA CUESTIÓN:
¿QUIÉN QUEREMOS SER EN LAS REDES SOCIALES?

Para cada uno de nosotros, lógicamente, la proporción “justa” será distinta. No hay una respuesta adecuada que sirva para todos, porque obviamente cada uno tenemos prioridades distintas.

Eso sí: si de tus 20 posts recientes, la mayoría se encuentran en D o, sobre todo, en E y F, algo hay que cambiar.

Para quien crea que “son solo palabras”, no tenéis ni idea del efecto que provoca en nuestra mente el hablar de determinados temas. En lo bueno y en lo malo.

Si pasamos el día hablando de cosas negativas y de tragedias, probablemente  seguiremos encontrando más a cada paso que demos. No es cuestión de karma, o al menos, no solo.

El motivo es que predisponemos nuestra mente a hablar de estos temas, creamos una “tendencia”, un #TrendingTopic mental. Y, de forma inconsciente, buscamos temas similares para seguir alimentando esa tendencia, como cuando Twitter nos sugiere contactos o temas que hablan de lo que hemos estado hablando con frecuencia.

¿Karma? Más bien hábito.


CLICK TO TWEET:

Si hablamos solo de disgustos, encontrar más disgustos no es karma, es un #TrendingTopic mental difícil de borrar del historial. @prismalize


Son esquemas mentales que echan raíces en nuestra cabecita y, ¡ay, lo que cuenta salir de ellos una vez estamos dentro!

Por suerte, podemos conseguir el efecto inverso con la misma facilidad: el primer objetivo es deshacernos de ese lastre que nos obliga a publicar, comentar y leer solo noticias negativas para alimentar nuestras quejas y nuestra inacción, ¿cómo? Ley seca. Sin más. Fuera. ¿Qué narices te aportan? ¿En qué te ayudan a estar mejor?

Incluso cuando tienes motivos para quejarte, ¿en qué te ayuda entrar en un círculo de negatividad con más gente en la misma posición, alimentando tu mala uva como cada vez que alguien pone una foto de un maltrato anónimo o de una infracción, o de una injusticia?

Si tanto te molesta la injusticia, TOMA CARTAS EN EL ASUNTO. Manifiéstate, sal a la calle, forma colectivos, lanza ideas para solucionar el problema con gente que desee, como tú, resolverlo.

Pero no te quejes sin más en Facebook. Eso, jamás ayuda. JAMÁS.

Cuando consigamos salir de esa espiral, y os garantizo que en cuestión de días “el mono de cosas chungas” desaparece casi por completo, entonces podemos empezar a leer cosas que nos llenen y nos pongan de buen humor, y ayudar a propagarlo.

SER POSITIVO DENTRO Y FUERA
DE LAS REDES SOCIALES

people-bad-day-9.jpg

A VER, A VER: todos tenemos días malos. TODOS. Y todos nos levantamos alguna vez con el pie izquierdo.

Pero, como habréis comprobado: ¿qué os funciona mejor, pensar que todo el día va a ser horrible, o quitarle importancia y centraros (aunque cueste) en cosas que os ponen de buen humor para que desaparezca el vinagrazo de la garganta?

Lo mismo pasa en las redes sociales: cuando hablamos de cosas positivas, atraemos gente positiva. Y alejamos a la negativa, de paso.

Cuando hablamos de temas que nos gustan, atraemos a gente con gustos similares. Y los demás, pues no interactúan, pero es que, en realidad, no les interesa. Ni les hacemos perder tiempo, ni lo perdemos nosotros, ¿no?

Cuando hablamos de trabajos que nos interesan, antes o después atraemos a gente que trabaja en esos asuntos, y alejamos a los que hablan de cosas que nos aburren.

No parece un mal plan, ¿verdad?

En los últimos dos años lo he comprobado con mi propio perfil: pasando de la gente que se queja continuamente (no me interesa) y procurando compartir cosas que considero útiles, divertidas o bonitas, acabo el día más contento.

Evito criticar por criticar y hago más comentarios positivos que negativos por un simple motivo: quiero estar de buen humor y me hace falta mucha energía para hacer todo lo que quiero, y recibiendo energía positiva me ayudais a mantener ese nivel, y yo espero hacer lo mismo por vosotros.

Porque, como muchos, paso una cantidad de tiempo considerable en las redes sociales y, ya que vamos a echar el rato, vamos a intentar que nos aporte algo. A nosotros y a los demás. Como cualquier conversación en la vida real.

Así que vamos a intentar hacer más posts y comentarios de las categorías A, B y C.

De nuevo: no parece un mal plan, ¿verdad? ¿Te apuntas?

¿Te atreves a poner en los comentarios de este artículo cómo están repartidos tus 20 posts?

¡Ah, por cierto, que no se me olvide!

Si te ha gustado el artículo, no olvides SUSCRIBIRTE al blog usando el botón SEGUIR en la esquina inferior derecha de esta ventana o mediante el FEED de noticias.

Así, recibirás cómodamente una alerta en tu correo cada vez que publique contenido de interés y podrás estar al día de todo lo que se cuece en la familia Prismalize. ¡Gracias de verdad y feliz crecimiento!

Imágenes cortesía de Pixabay.

———————————-

PRISMALIZE pretende compartir una serie de vivencias, reflexiones y consejos encaminados a explotar mejor nuestro potencial, vivir de acuerdo con nuestros propios ideales y sueños y, en definitiva, crear versiones mejoradas de nosotros mismos, más coherentes y satisfechas.

Para que esto sea posible y consigamos aprovechar nuestros recursos, los temas aquí expuestos representan tan solo el punto de partida para que los lectores hablen, instruyan, sugieran, compartan y, en última instancia, conecten para dar continuidad a sus pasiones.

Este proyecto se quedaría en nada sin personas que den forma concreta a las ideas que exponemos: por ello, te invito a comentar, compartir, indicar aciertos y fallos, sugerir temas… Con ello estarás ayudando a crear una comunidad muy especial, una auténtica colmena digital por y para personas como tú.

Anuncios

2 comentarios en “6 preguntas incómodas que te dirán qué tipo de persona eres en las redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s